Gastarán padres hasta mil 850 pesos por hijo en el regreso a clases: Canaco

Los padres de familia erogarán entre mil 500 y mil 850 pesos por hijo, debido al ajuste de precios en algunos productos de papelería, para el inicio del ciclo escolar 2016-2017, estimó la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de la Ciudad de México (Canaco).

Las más de 32 mil papelerías, librerías, tiendas de uniformes y zapaterías registrarán un incremento en sus ventas de 6.8 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado, propiciado en buena parte por el ajuste de 3.6 por ciento en el índice de precios metropolitano.

Asimismo, por un aumento en la matrícula en todos los niveles escolares de entre 1.5 y 2 por ciento, previéndose ingresos por 4 mil 348 millones de pesos por la venta de útiles y accesorios escolares, que se registrará hasta el término de la primera quincena de agosto.

La Canaco consideró que será una buena temporada también por el apoyo otorgado por el Gobierno de la Ciudad de México a 44 por ciento de los alumnos de educación básica para la adquisición de útiles y uniformes escolares.

Las ferias de artículos escolares que realizan algunas delegaciones y tiendas de autoservicio, así como el ambulantaje, reconoció, son las principales competencias que enfrenta el sector, por lo cual han decidido ampliar su catálogo de productos y servicios para hacerles frente, indicó.

Cientos de padres de familia aprovechan las ofertas de 3 por 2, descuentos de entre 10 y 30 por ciento y pagos a meses sin intereses que ofrecen tiendas de autoservicio y departamentales para surtir la lista de útiles de sus hijos.

Otros acuden a los puestos colocados en las calles Mesones y El Carmen, y en Tepito, a comprar los cuadernos, lápices, juegos de geometría, plumas, sacapuntas y forros para los útiles, donde la diferencia de precios es hasta de 50 por ciento, aseguran.

La calidad de los productos, reconocen, tal vez no es la misma, porque aun cuando dicen que son cuadernos de marca reconocida, se deshojan rápido, pero no hay para más. La falta de dinero y hasta de trabajo nos lleva a buscar las ofertas donde las hay, para que los muchachos sigan sus estudios.

Con información de La jornada 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Deslizar arriba